Recomendaciones después de cirugía oral - Costa Rica Dental

¿Qué hacer y qué no hacer después de cirugía oral?

Ha dado un gran paso hacia el mejoramiento de su salud oral. Si se ha colocado un implante, se ha hecho una extracción de cordales, injerto óseo o cualquier otro procedimiento quirúrgico es importante tomar precauciones especiales durante los primeros tres días para calmar el dolor y evitar cualquier infección. Para ayudarle en ello, compilamos las más importantes instrucciones post operativas para que disfrute de una recuperación pronta y sin complicaciones.

Qué hacer

Muerda suavemente en una gaza de algodón por veinte minutos. Esto ayudará a detener el sangrado después de la cirugía. Si nota que después de este tiempo continúa sangrando, muerda en una nueva gaza por veinte minutos más.

Ingiera alimentos suaves y fríos. Aproveche de la ocasión para comer delicias dulces como helados, yogur, malteadas y batidos. Puede empezar con comidas tibias hasta el segundo día y puede volver a su dieta normal al cuarto día.

Cepille sus dientes o encías durante el tiempo de recuperación. Sea muy gentil en las áreas sensibles y no pase directamente por encima de su herida, puesto que puede accidentalmente remover el coágulo que se ha formado y la protege de bacterias. Su cirujano puede que le haya prescrito gel medicado para también ayudar a esterilizar la herida. Utilícelo varias veces al día.

Póngale hielo. Hielo dentro de su boca y encima de sus mejillas le ayudarán con la inflamación. Si tiene hematomas, una reacción normal después de la cirugía, el hielo también ayudará. Consiga una bolsa con hielo y póngalo sobre el área por quince minutos. Por favor no lo muerda.

Enjuáguese con agua salada. Mezcle la mitad de una cucharadita de sal de mesa en un vaso de agua tibia de ocho onzas. Esto le ayudará a reducir la inflamación. Repita cuantas veces al día sea necesario.

Qué no hacer

No se agite. El ejercicio le acelerará el pulso y esto probablemente le lleve a un episodio de sangrado. Lo mismo puede decirse de exponerse demasiado al calor o al sol. Evite agitarse por una semana después de la cirugía.

No ingiera alcohol mientras esté en tratamiento antibiótico. El alcohol hará que su cuerpo elimine más rápidamente de su sistema la dosis de antibióticos. Esto elevará los riesgos de una infección.

No fume por al menos dos semanas después del tratamiento. El fumar disminuirá el flujo sanguíneo y esto causará una cicatrización más lenta. También incrementará el riesgo de obtener una infección.

No consuma alimentos calientes, duros o crocantes durante los primeros tres días. Hacerlo puede causar heridas o puede tener comida atrapada en el área de la cirugía, lo que puede ser muy doloroso y peligroso.

No haga buches o beba con una pajilla. Hacerlo causa succión, lo que puede resultar en accidentalmente remover el coágulo. Como se ha dicho antes, este es muy importante porque detiene el sangrado de la herida.

No se aguante un estornudo. Esto aplica más cuando ha tenido cirugía en o cerca de sus senos maxilares. Cuando se aguanta un estornudo, causa demasiada presión en sus cavidades paranasales y puede causar que la delgada membrana llegue a perforarse. Esto le causará sinusitis crónica o probablemente otra intervención quirúrgica.

No toque su herida. Tocarla con sus dedos o su lengua puede iniciar un sangrado.

Es normal experimentar dolor después de su cirugía. Cualquier rigidez, dolor, calor o hematoma debería mejorar después de cuatro días. Recuerde que todos sanan de forma diferente, por lo que a pesar de nuestros consejos tenga paciencia con usted mismo. Si nota temperatura, pus o dolor prolongado no vacile en contactar a la oficina. Hay un equipo de profesionales que le guiarán para saber qué hacer. Puede confiar en Costa Rica Dental Team para la mejor atención y equipos para extracciones dentales, injertos e implantes dentales. Contáctenos ahora para mayor información.